Search

COMO DESARROLLAR LA RESILIENCIA

Hoy quiero compartir contigo el artículo que ha salido publicado este mes en la revista “Dona Secret” (www.donasecret.com) de Andorra (núm. 68 – Noviembre 2020) en el que hablo de cómo desarrollar la resiliencia.


En épocas de crisis como la que estamos viviendo actualmente, la resiliencia es una capacidad clave que nos ayuda a afrontar de manera firme y anclada


a la realidad los cambios que se avecinan. La resiliencia implica acción, es la capacidad de crecer con la adversidad, trascenderla y transformarla en algo positivo. Una definición que me gusta mucho es: "El arte de generar oportunidades desde la incertidumbre y el conflicto".


Ser resiliente no significa no sentir dolor, malestar o no encontrar dificultades ante las adversidades; la resiliencia parte de un punto de vista realista, de la confianza que el golpe recibido no nos desestabilizará si le hacemos frente, si la asumimos y lo usamos para mejorar nuestra vida. No podemos vivir convencidos de que no hay problemas porque esto nos aleja de la realidad y provoca que ésta nos golpee con más fuerza cuando decidimos volver a acercarnos a ella.


Es verdad que unas personas son más resilientes que otras, pero la resiliencia no es algo que unas tienen y otras no. Es una capacidad que todos tenemos, pero que no todos desarrollamos de la misma manera. La resiliencia necesita entrenamiento.


¿Pero como podemos desarrollarla? A continuación te daré algunas pautas que a mí me han servido, en momentos de crisis (nuevas realidades), para afrontar de una manera más positiva y constructiva las adversidades:


- Aceptar el cambio como parte de la vida. Salir de la zona de confort, para enfrentarnos a la incertidumbre y aumentar nuestra tolerancia ante lo desconocido, ante lo imprevisto.


- Generar una mentalidad de crecimiento y positivismo, que nos ayudará a tener una autoestima más sana.


- Conocerse a uno mismo. Utilizar nuestras fortalezas como palanca en nuestras áreas de mejora. Tener confianza en uno mismo.


- Atención plena. Darnos cuenta de cuáles son nuestros patrones de comportamiento automáticos y reactivos para hacer frente a las cosas que nos pasan.


- Hacer preguntas y hacer un listado de qué otras acciones o estrategias no automáticas podemos llevar a cabo para reducir nuestro malestar.


- Aceptar la propia vulnerabilidad. Permitirnos equivocarnos.


- Incorporar hábitos y rutinas. Nos ayudarán a perseverar y ser constantes.


- Aceptar los resultados no deseados (que no significa resignarse) y volver a intentarlo.


- Enfocarnos en la solución y no en el problema. Aprender a ver la parte positiva de las cosas. Esto nos ayudará a ver oportunidades donde antes veíamos obstáculos.


- Entrenar la inteligencia emocional. Aprender a reconocer, aceptar y gestionar nuestras emociones.


- Establecer metas realistas, adaptadas al momento que nos toca vivir.


- Hacer deporte. Nos ayuda a marcar retos, aumentar la autodisciplina, el autoconocimiento y la autoestima.


Para finalizar, quisiera citar una frase muy célebre de Boris Cyrulnik que dice "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". Así que recuerde, ninguno de nosotros tenemos la capacidad de evitar el dolor o el control ante situaciones externas, pero sí tenemos la capacidad de actuar de una manera u otra. Así que "No es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa". Si crees que te puedo ayudar a desarrollar tu resiliencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo a hello@claudiacornella.com (también puedes visitar mi web: www.claudiacornella.com).



15 views0 comments

Recent Posts

See All

Benvolguts/des lectors/res, en aquest article us parlaré de la importància que té tenir una actitud positiva, d’enfocar-se en la solució en lloc de fer-ho en el problema, ja que això es traduirà en mi